jueves, 14 de diciembre de 2017

CÓNSUL MARTIN FELIZ TERRERO AYUDARÁ A PESCADORES ENCONTRADOS EN ALTA MAR E INTERNADOS EN HAITÍ PARA SER TRASALADADOS A REP. DOM.

TOMADO DE REALIDADES DE PEDERNALES 

PEDERNALES, Dos hermanos pescadores perdidos en agua territoriales haitiana fueron  encontrados anoche  en un centro médico del poblado de Okay Difont en Haití, que naufragaron desde el 23 de diciembre cuando según la armada salieron en una embarcación sin el permiso y con matricula vencida a elevar Nazas según la Armada de aquí.

Los dos hermanos pescadores hace 11 días desaparecieron en una embarcación de las aguas entre República Dominicana y el vecino país.

Según el informe de familiares de Carlos Danerquis Pérez Ruiz, 19 años Edwin Ocalín Pérez Ruiz de 23 años, están ingresados en el hospital Okay Difont, del poblado haitiano de Marigot en Haití. Ambos andaban en la embarcación junto a un haitiano de nombre Papo de quien no se ha dicho nada.

Según su hermana, Awilda Pérez Ruiz, sus dos hermanos están en muy mal estado de salud, por lo que requieren ser trasladados de inmediato a un centro médico de República Dominicana para poder salvarles la vida.

De la situación fue notificado el cónsul dominicano en Haití Dr. Máximo Féliz Terrero para que diligencie su traslado a un hospital de Rep. Dominicana este jueves mientras que del caso esta mañana también fue notificado el destacamento de la Armada con sede en Pedernales.

Los hermanos Carlos Danerquis y Edwin Ocalín fueron encontrados en mal estado de salud en la playa haitiana próximo a ese poblado haitiano por lo que fueron trasladados al hospital de Okay Difont donde están recluidos.

Se informó que la aparición de los dos pescadores fueron reportados por el personal del centro médico haitiano a los familiares por telefono de los dos pescadores la noche de este miércoles, llevando la alegría a los padres, hermanos, otros familiares y amigos, quienes llevaban cerca de dos semanas angustiados.

Carlos Danerquis  y Edwin Ocalín salieron a pescar juntos al haitiano conocido como Papo el domingo tres de diciembre, y no regresaron más a su vivienda, en la comunidad de Los Cocos, Enriquillo, Barahona.

Desde esa fecha, los padres de los dos jóvenes, Carlos Julio Pérez Castillo y María Cristina Ruiz Matos, no tuvieron paz, mientras sus vástagos eran buscados en todas partes, sin tener respuesta positiva.

La señorita Awilda solicitó a las autoridades ayudar a traer a República Dominicana a sus dos hermanos, para buscar como devolverles la salud, la cual dijo, está muy deteriorada en el hospital de Haití.

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes