sábado, 15 de agosto de 2015

La Restauración

Restaurar es volver a poner una cosa en aquél estado que antes tenia.

El domingo 16 de este mes de agosto, los dominicanos celebramos, conmemoramos el 152 Aniversario de la Restauración de la República Dominicana, la cual se inicia el 16 de agosto del 1863; de esta forma, los dominicanos dieron los primeros pasos para la reafirmación de la Independencia Nacional.




La Restauración fue una clara señal de que el pueblo dominicano es una nación integrada por personas de una gran vocación y amor por la Patria y la Libertad. Una de las efemérides más trascendentales de la historia dominicana es la Guerra de la Restauración de la República.

Restaurar la Patria significó devolverle la soberanía perdida. Puede considerarse como un movimiento político y social en contra de la anexión. Se manifestó en una guerra civil que tuvo carácter nacionalista, motivada por la pérdida de la soberanía dominicana ocurrida en 1861.En las luchas restauradoras participaron dominicanos de todas las clases sociales; militares, profesionales, campesinos, obreros, hombres y mujeres del pueblo.

Según el profesor Juan Bosch “La Guerra Restauradora fue un hecho de raíces profundamente popular; lo mismo sus lideres que sus soldados, eran gentes de la entraña del pueblo”. Hombres y mujeres se lanzaron a luchar con gran fervor patriótico hasta lograr alcanzar su objetivo, restaurar la Patria.

La palabra anexión significa “unir o agregar una cosa a otra, con independencia de ella”. La anexión a España consistió en unir la República Dominicana al país europeo, haciéndola depender de su gobierno e instituciones. El acto llevado a cabo por Pedro Santana el 18 de marzo de 1861 se conoce con el nombre de “Anexión de 1861”.

Antes de iniciarse el proceso de anexión, nuestro país tenía serias dificultades económicas; esta situación tuvo antecedentes políticos, como fueron: los intentos anexionistas por parte de algunos dominicanos; y la revolución de 1857 en contra del gobierno de Buena Ventura Báez.

La omisión del papel moneda sin respaldo de la moneda fuerte, el peso dominicano perdió valor, la agricultura y la crianza de ganado fueron afectadas por las revueltas políticas.

En víspera de la anexión circularon millones de pesos falsos, y todo esto hizo que el pueblo perdiera la fe en algunos políticos, que convertidos en caudillos no ofrecían garantía para la estabilidad social y económica. Un caudillo es el que como cabeza y guía, manda la gente en guerra o en cualquier otra circunstancia, es el que dirige alguna comunidad o gremio.

Hay que evocar por siempre a los prohombres de la Restauración Dominicana: Gregorio Luperón, Benigno Filomeno de Rojas, José Cabrera, Benito Monción, Pepillo Salcedo, Gaspar Polanco, Pedro A. Pimentel, Ulises Fco. Espaillat, Pedro F. Bonó, Juan Suero, El Cid Negro, Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella, Juan Pablo Duarte, Manuel Rodríguez Objío, y muchos más porque devolvieron al pueblo su condición de nación libre e independiente de toda dominación extranjera...

Durante la Primera República, desde 1844 hasta 1861, los principales caudillos fueron: Pedro Santana y Buena Ventura Báez. Pedro Santana, desde la Primera República empezó a demostrar sus intenciones dictatoriales. Su poder le venia dado por los bienes económicos que poseía.

Desde antes de ser proclamada la República el 27 de febrero de 1844, algunos dominicanos tenían ideas anexionistas; Pedro Santana nunca estuvo ajeno a estas ideas de anexión, y siempre que encontró una ocasión alababa la bondad del gobierno España y admiró su poder.

En el año 1859 se iniciaron gestiones abiertas para llevar a cabo la anexión. El 18 de marzo de 1861 se declaró la anexión a España en Santo Domingo. El pueblo unido en la Plaza de la Catedral, escuchó la lectura del acta de la anexión. El autor de la anexión izó la bandera española en la Puerta del Conde, después fue celebrado un Tedéum en acción de gracias.

Santana  les hizo creer al pueblo dominicano y al español, que la anexión era consecuencia de un deseo de permanecer bajo el dominio español. En realidad, él tenía un derrocamiento por parte de los baezistas y buscaban también defender sus intereses y afianzar su economía personal y la de su grupo.

Muchas gentes desde el principio se negaron a colaborar con el proyecto anexionista; algunos miembros de la Iglesia Católica, como el arzobispo Fernando Arturo de Meriño se negó proclamar la adhesión a España. El dia 1ero de enero de 1861 antes de llevarse a cabo la proclamación de la anexión, Ramón Matías Mella, prócer de la Republica, le protestó a Santana, oponiéndose. Este fue encarcelado durante 72 días, y luego deportado del país.

Todas las circunstancias y acontecimientos sucesivos fueron deteriorando la autoridad de Santana. En ocasiones fue desautorizado por las autoridades españolas, esto lo  hizo sentirse muy mal.

El 7 de enero de 1862, Pedro Santana presentó su renuncia, la cual fue aceptada el 28 de marzo de ese mismo año. El 20 de julio de 1862, tomó posesión el nuevo capitán de la colonia, el general Don Felipe Ribero. El 16 de agosto, 14 patriotas iniciaron el en el Cerro de Capotillo la guerra restauradora. Allí enarbolaron la Bandera Dominicana.

El personaje más sobresaliente de la guerra restauradora, la espada que llevó a cabo la gesta para restaurar la soberanía del pueblo dominicano, se llamó Gregorio Luperón.

El dia 4 de septiembre de 1863 se instaló el gobierno provisional en Santiago. En esta ciudad redactaron el Acta de Independencia, y fueron electos: José
Antonio Salcedo, Presidente, y Benigno Filomeno Rojas, Vice-presidente. El Acta de la Restauración fue firmada por 10,000 personas, entre los firmantes se encontraba la espada de la gesta, Gregorio Luperón. El mismo dia en que se dio a conocer el Acta de Independencia, Santana fue declarado culpable de traición mediante un decreto emitido por el gobierno restaurador.

En el mes de abril de 1864 regresó de Venezuela el Patricio Juan Pablo Duarte, quien vino a contribuir con el gobierno restaurador; visitó a Mella que se encontraba  en lecho de muerte. Duarte fue acusado de querer ocupar una posición en el poder, lo cual le produjo un gran disgusto que le hizo regresar a Venezuela, jamás volvió a su patria.

Santana fue destituido y desconsiderado por el gobierno español, se enfermó y murió de repente el 14 de junio de 1864.

 El 23 de enero de 1864 las tropas españolas combatieron a los restauradores en Guanuma, pero a mediados del mismo año, ya los restauradores dominaban casi todo el territorio, y el 3 de marzo de 1865, el gobierno de España dictó el decreto de abandono del territorio dominicano.

El 11 de julio de 1865, el gobierno español inicia la retirada de las tropas. Con el final de la guerra, el país inicia una nueva vida independiente. El pueblo volvió a disfruta de la soberanía que se perdió  en 1861 con la anexión. Se inició un periodo histórico llamado La Segunda República desde el dia 11 de julio de 1865 hasta el 16 de mayo de 1916.

Randall Fernandez
Pre candidato a Regidor P. L. D.

Cel. 829-993-6195

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes