martes, 22 de octubre de 2013

Los parásitos de las mascotas pueden causar ceguera.

 Fuente DH

Las mascotas son excelentes compañeros en el hogar, y como integrantes que son de la familia necesitan sus propios espacios y cuidados. De otro modo, pueden, entre otras cosas, transmitirles  enfermedades a los humanos. Tal es el caso de la toxocariasis, una infección de los ojos que puede conducir a la ceguera.


Sigue leyendo y descubre más detalles sobre esta enfermedad y cómo prevenirla.
Es posible que nunca hayas oído hablar de la larva migratoria visceral. Pero si tienes mascotas en casa, presta atención. Esta infección es causada por parásitos que se encuentran en los intestinos de perros y gatos y se la conoce como toxocariasis.  En el perro, este parásito se llama Toxocara canis y en el gato lleva el nombre de Toxocara cati.

Estos parásitos pueden causar una infección peligrosa que pone en riesgo la visión, en especial de los niños. Se estima que de 10 casos de contagio, siete pierden la vista. Lo más preocupante es que las víctimas suelen ser los niños, que se contagian al jugar con la tierra o en los areneros contaminados con estos parásitos.

Luego de tragar los huevos de los gusanos que se encuentran en la tierra o en la arena, éstos se desarrollan dentro del intestino y luego viajan por todo el cuerpo. Así llegan a distintos órganos. Cuando los afectados son los pulmones, el hígado, el cerebro y el corazón, por ejemplo, se habla de toxocariasis visceral.

En cambio, cuando la infección ataca los ojos, se le llama toxocariasis ocular. En este caso, las señales de la afección pueden ser ojos bizcos, inflamación alrededor de los ojos y disminución de la vista. Si no se trata, esta infección tiene muchas posibilidades de generar lesiones en la retina y causar ceguera.

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes