jueves, 20 de junio de 2013

LA INDIGNACIÓN ENCIENDE LAS CALLES DE JIMANÍ

 


POR PEDRO CANO    

A las ocho de la tarde algunos vecinos del municipio de Jimaní empezaron a quemar gomas a lo largo de toda la avenida 27 de febrero en protesta por los continuos apagones que sufren. “Algunas veces la luz tarda en venir de 14 a 16 horas”, nos confesaban las personas que estaban en la calle.


En los últimos meses el servicio de luz eléctrica prestado por EDESUR al municipio ha sido escaso y discontinuo, causando graves daños a los negocios y a los particulares que no saben nunca a qué hora vendrá o se irá la luz.

La indignación de los vecinos va en aumento, ya que estos no son los primeros incidentes que se producen en protesta por el mal servicio que se presta en el municipio, aunque es la primera vez que las protestas con gomas quemadas se focalizan en tres puntos distintos de una misma calle.
 
Desde hace mucho tiempo los habitantes de Jimaní tienen la sensación de estar pagando facturas de luz por un servicio que no reciben, ante la pasividad de las autoridades que no hacen nada para solucionar las continuas quejas de más de 10,000 habitantes que ven violentado su derecho a unos servicios públicos básicos.

El problema de la falta de energía eléctrica no es un problema solamente de Jimaní, ya que en Tierra Nueva, Boca de Cahón y el Limón sufren la misma penalidad, como demuestra los incidentes de quema de gomas ayer en el municipio del Limón.


Si las autoridades de la Provincia y los síndicos de estos municipios no empiezan a asumir la responsabilidad que les corresponde y a garantizar que los ciudadanos tengan acceso a una energía eléctrica de calidad y de manera continua, las protestas y la indignación de los vecinos ira creciendo.

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes