miércoles, 27 de marzo de 2013

LAS AUTORIDADES DOMINICANAS DE MIGRACIÓN VIOLAN LA DIGNIDAD HUMANA Y NO RECONOCEN LOS DERECHOS HUMANOS INHERENTES A LOS REPATRIADOS



 POR PEDRO CANO

La Dirección General de Migración vulneró todas las leyes en materia migratoria, los acuerdos y tratados internaciones legítimamente firmados por la República Dominicana, sin respetar los Derechos Humanos de las personas repatriadas.



En una nueva repatriación realizada en la tarde de ayer por la puerta fronteriza de Comendador (Elías Piña), que fue documentada por miembros de la Red Fronteriza Jano Sikse, las autoridades migratorias cometieron múltiples abusos y violaciones de derechos. En una expulsión colectiva de extranjeros, prohibida por el derecho internacional, 92 personas fueron conducidas desde el centro de retención de Haina a la puerta fronteriza de Comendador donde migración los abandonó a su suerte, sin formulario de registro individualizado, sin memorándum de deportación firmado por el inspector actuante y el deportado y sin la correspondiente notificación al estado de origen para que  de las personas expulsadas puedan recibir la atención psicológica y medica que precisen. Todo ello contraviene claramente la ley dominicana de migración (285-04) y su posterior reglamento (631-11).

Según las entrevistas realizadas por la Red Fronteriza Jano Sikse, entre los deportados se encontraba Teodoro Joseph, de 32 años y un año de visa, según la información que nos suministro. Yolina Nocente de 18 años y embarazada de 5 meses. Luis Yovani, de 34 años, vivía en Higuey, trabajaba en un supermercado propiedad de una gran cadena de reconocido prestigio en el país y padre de tres menores que continúan viviendo en Higuey.

Con estos tres casos, la Dirección General de Migración se salta la Constitución dominicana, la Convención americana de Derechos Humanos y la Convención sobre derechos de los niños, niñas y adolescentes, motivo por el cual se remitirán informes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Del mismo modo, las autoridades migratorias siguen vulnerando los compromisos adquiridos por República Dominicana con la República de Haití el 2 de diciembre de 1999, donde se establece claramente que no se realizaran repatriaciones después de las 6 p.m., no reconocen los Derechos Humanos inherentes a los repatriados, no entregan una copia del formulario individual con la orden de su repatriación a cada persona y no comunican a las autoridades diplomáticas o consulares haitianas, dentro de un plazo razonable, la lista de personas en proceso de repatriación.

Esta política poco clara y nada transparente, irrespetuosa de los convenios internacionales suscritos por la República Dominicana en materia de derechos humanos y derechos de los migrantes y sus familias, atenta contra la dignidad humana, el derecho a la igualdad, el derechos a las garantías procesales y convierte estas expulsiones en deportaciones indiscriminadas, arbitrarias y discrecionales.

La política llevada a cabo por el actual Director General de Migración viola sistemáticamente
Los Derechos fundamentales a la Tutela Judicial Efectiva y las garantías del Debido Proceso que deben de obedecer y por el que se deben de regir todas las autoridades del país, ya que los derechos fundamentales vinculan a todos los poderes públicos, los cuales deben garantizar su efectividad en los términos establecidos en la actual Constitución dominicana y por las leyes vigentes.

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes